Blog

Cómo simplificar fracciones

Cómo simplificar fracciones
Una fracción es un número que se escribe en la forma a/b, b nunca puede ser cero. Estos tipos de números son números racionales. El numerador es el número en la parte superior de la fracción o roto mientras que el número en la parte inferior es el denominador. Simplificar una fracción es transformarla en una fracción equivalente más simple. La fracción a simplificar debe seguir simplificándose hasta llegar a una fracción que ya no se puede simplificar, a esto le damos el nombre de fracción irreductible. Para hacer una simplificación de las fracciones lo que debemos hacer es dividir el numerador y el denominador, ambos por el mismo número. Por lo tanto debe haber un número entre el que podamos dividir exactamente el numerador y el denominador, es decir, lo correcto para hacer la simplificación sería buscar algún divisor común (hay que tener en cuenta que no pueden ser primos entre ellos). Lo mejor es seguir un orden metódico, es decir, intentar dividir por ejemplo por 2, luego intentar con 3, y así sucesivamente. Podríamos hacer esto utilizando los números primos.

Cómo simplificar fracciones

Las fracciones pueden tener numeradores y denominadores que son números compuestos (números que tienen otros factores además del 1 y el número mismo).

Cómo simplificar una fracción:

  • Encuentra un divisor común del numerador y el denominador. Un divisor común es un número que puede ser dividido exactamente por los dos números. El dos es un divisor común de 4 y 14.
  • Dividir ambos, el numerador y el denominador, por el divisor común.
  • Repite este proceso hasta que no haya más divisores comunes.
  • La fracción se simplifica cuando no hay más divisores comunes.
Entrada Relacionada:   Partes de la hipérbola

Otro método para simplificar una fracción.

  • Encuentra el máximo común divisor (MCD) del numerador y el denominador.
  • Divide el numerador y el denominador por el MCD.

Simplificar

Simplificar una fracción significa dividir por el mismo número tanto el numerador como el denominador, de manera que la fracción (que ahora se muestra con números diferentes pero más pequeños) mantenga su proporcionalidad (que se mantenga su valor).

Las fracciones sólo pueden simplificarse cuando el numerador y el denominador son divisibles por un número común.

Cada vez que se simplifica una fracción se debe llegar a la fracción irreductible, es decir, a la fracción que no se puede simplificar más (encoger más).

Entradas Relacionadas